¿Cómo es una terapia cognitivo conductual para la ansiedad?

Si quieres conocer a tu peor enemigo, mírate al espejo. Véncelo y todos los demás saldrán corriendo.

– Mijail Litvak

candle-1281245_1280
Entender nuestros miedos y afrontarlos con calma, es la clave para manejar la ansiedad.

La ansiedad es uno de los trastornos mentales más comunes en todo el mundo, según Alejandro Nenclares (Reconocido psiquiatra), se estima que un 15% de la población mexicana padece ansiedad (Notimex, 2018).

La ansiedad es una respuesta de nuestro cuerpo a ciertas situaciones, que sirve muy bien para ciertos estilos de vida (como en los tiempos donde los humanos eramos nómadas y había más peligros al no tener tecnología para vivir con seguridad), pero en estilos de vida tranquilos y urbanos, sólo representa un cansancio y agotamiento excesivo del cuerpo.

Si quieres saber más, te invito a leer: 7 claves para comprender la ansiedad.

Lo positivo, es que la ansiedad es uno de los trastornos con mejor pronóstico, pues es muy manejable con tratamiento conductual y cognitivo-conductual, aunque a veces puede requerirse apoyo farmacéutico, en este artículo, te platico a detalle, cómo se atiende la ansiedad en terapia cognitivo-conductual.

Nota: Las indicaciones aquí expresadas, son medidas generales que se hacen en el tratamiento de ansiedad, cada caso necesita un orden específico de las técnicas a usar, y la importancia de ir a terapia, es que no sólo se disminuyan los síntomas, sino que el cliente aprenda habilidades para manejarla por si mismo(a), aún sin su terapeuta.

Recolección de información.

Al comenzar un proceso terapéutico, lo normal es que se realiza una entrevista inicial con el terapeuta que elegiste, en esta, el/la profesional, te hace preguntas para conocerte, conocer tu historia (familiar, personal y social), y conocer eventos importantes que pudieron causar el motivo de consulta.

En casos de ansiedad, se analizan los eventos que pasaron justo al iniciar con ataques de ansiedad, tus reacciones a ella, y las soluciones que has intentado.

Fase educativa.

No puedes atacar algo que no conoces, el trabajo de un buen terapeuta, es formar equipo contigo para ayudarte a vencer juntos la razón por la que acudes, en la fase educativa, se te enseña cómo es que funciona la ansiedad, y las posibles causas y consecuencias en tu caso.

También se te enseña a identificar tus reacciones físicas, psicológicas y al interactuar con otros, para saber cuáles atacar antes, cada persona necesita un tratamiento específico para su situación, esto es así, porque hay personas que dan más importancia a las sensaciones de su cuerpo (latidos muy rápidos, mareo, respiración agitada), que a otras cosas, mientras que otras ponen más atención a sus pensamientos (me voy a morir, me va a dar algo, no voy a poder controlarme, etc.), dependiendo de la persona, se harán técnicas físicas o psicológicas en diferente orden.

Intervención.

Al llegar a una intervención en Terapia Cognitivo-Conductual, es porque ya pasaron los dos pasos anteriores, que estés informado(a) de tu situación es muy importante para que puedas mejorar, tal y cómo dice arriba, los tratamientos van dirigidos de acuerdo a los síntomas predominantes, para que tenga mejor efecto el tratamiento.

Síntomas físicos.

Ejemplos: Dolor de cabeza, taquicardia, sudor frío, mareos, ardor en dedos o alguna parte del cuerpo, piquetes en el cuerpo, hormigueo.

Técnicas usadas para controlar los síntomas físicos.

Psicoeducación.

La psicoeducación es la parte educativa de la terapia que se ve desde antes de la intervención.

La razón por la que es usada como técnica para los síntomas físicos, es que, puede ser que tu psicólog@ te pida ir a una revisión médica, para confirmar que tu cuerpo está sano, esto ayuda a reducir la ansiedad en muchos casos, pues que un médico nos diga que nuestro cuerpo está sano, aumenta nuestra seguridad en que es mental.

office-1209640_1280
La relación terapéutica de la Terapia Cognitivo Conductual, es de colaboración, tu terapeuta y tú forman equipo contra la situación que te trajo a consulta, como dos cabezas piensan mejor que una, los resultados son más rápidos y eficaces.

Relajación y respiración adecuada.

La respiración adecuada y relajación, se complementan, el cuerpo no puede estar tenso y relajado al mismo tiempo, así que aprender a relajarnos en situaciones de ansiedad, ayuda a que los síntomas físicos no alcancen a surgir con mucha fuerza, dándonos control sobre ella.

Hay diversas técnicas de relajación, todas requieren respirar adecuadamente, pero algunas se centran sólo en la respiración, otras en la tensión muscular, y otras usan formas parecidas a la hipnosis para ayudar a relajarnos.

La relajación se combina con la exposición, esto significa que se hace una lista de las cosas que causan ansiedad al cliente, para que las enfrente (de la más pequeña, a la más grande), y que se busque relajar al enfrentarlas, de esta forma, se va reduciendo la ansiedad de forma importante.

Síntomas psicológicos.

Ejemplos: Desesperación, terror a morir, pensamientos negativos, despersonalización.

La parte psicológica de la ansiedad, es la que causa los síntomas físicos, pues al hacernos ideas de perder el control, nos agitamos más que lo que nuestro cuerpo haría en las situaciones, esto es conocido técnicamente como somatizar, que es que nuestra mente crea síntomas físicos y hasta enfermedades cuando los pensamientos son muy fuertes.

Técnicas usadas para controlar los síntomas psicológicos.

Detención de pensamiento.

Los problemas para manejar emociones, y los trastornos como ansiedad, se deben a que nosotros pensamos demasiado, llegando al grado donde pensamos cosas que no son, y causamos nuestro propio sufrimiento.

La detención de pensamiento es una técnica simple para detener las “cadenas de pensamiento” negativas, en ansiedad esto sirve para evitar hacernos ideas al sentir que nuestro corazón late rápido, o que nos va a dar un ataque de angustia, si detenemos el pensamiento, podemos detener la ansiedad en muchas situaciones, sin embargo esta técnica es sólo el primer paso para el control de la ansiedad.

Más sobre esta técnica aquí: Técnicas saludables: La detención del pensamiento.

Terapia cognitiva de Beck.

La terapia cognitiva de Beck, es una técnica para identificar, comprender y cambiar los pensamientos negativos por unos más realistas, la idea de esta técnica, es que cometemos errores de pensamiento, que hacen que exageremos las situaciones, que nos fijemos sólo en lo negativo, que veamos catástrofes en el futuro o ideas similares.

Las personas que sufren de ansiedad, tienen errores de pensamiento como:

  • Catastrofización: La catastrofización es cuando nos imaginamos que algo que vamos a hacer, o que va a suceder, tendrá consecuencias horribles (no sólo malas, sino catastróficas) para nosotros u otras personas, es por eso que nos llenamos de nervios, porque honestamente, ¿cómo poder estar tranquilos(as) si supieramos que algo saldrá mal?, personas con esta idea tendrán miedo de salir de su casa, porque sienten que la posibilidad de un accidente es alta si salen de casa.
  • Personalización: De alguna manera, las personas con ansiedad piensan que muchas situaciones negativas les suceden exclusivamente a ellas, lo que causa que vayan con nervios por la vida y no crean cuando los demás les dicen que no hay riesgos, porque piensan que los demás tienen mejor suerte, o que son más vulnerables.
  • Maximización: Es muy común que las personas con ansiedad exageren sus síntomas físicos, llevándolo al grado de pensar que morirán de un ataque al corazón, cuando esto es muy difícil que suceda.
joshua-rawson-harris-444993-unsplash
La clave para vencer los errores de pensamiento, es cuestionarlos, esto es difícil al principio, porque son automáticos, entonces los pensamos sin darnos cuenta y los sentimos reales, la Terapia Cognitiva de Beck entrena a los clientes a corregir esos errores y evitar emociones desagradables, así como manejar la ansiedad, depresión y más condiciones.  Photo by Joshua Rawson-Harris on Unsplash

Aprendiendo a manejar esos pensamientos, las personas pueden manejar mejor su ansiedad, y controlar las emociones asociadas como el miedo a morir y la desesperación.

Técnicas adicionales:

La ansiedad tiene muchos aspectos sociales y psicológicos que la mantienen, es por eso que no sólo se ven los pensamientos, sino también se entrenan habilidades en los pacientes para que puedan resolver problemas mejor y enfrentarse a lo que surja en sus vidas libres de ansiedad.

Para eso se les entrena en técnicas de solución de problemas, y se usan técnicas como entrenamiento en manejo de estrés, se les entrena para relacionarse mejor, y se hacen ejercicios de autoconocimiento, para que al acabar la terapia, estén bien armados(as) para vencer a la ansiedad.

Prevención de recaídas:

Una vez que tu tratamiento cognitivo conductual está por terminar (porque ya controlas los síntomas y haz logrado tus metas o estás por hacerlo), se trabaja la prevención de recaídas, esto se maneja haciendo las últimas sesiones con mayor distancia (en lugar de una semanal, una quincenal o mensual).

En estas sesiones, se hacen actividades y técnicas para reforzar lo que viste en terapia, como entrenamiento para generar pensamientos positivos, o juegos de rol donde tu terapeuta puede tomar el papel de “ansioso(a)”, para que tu le ayudes a calmarse, y refuerces tus habilidades para calmarte si te da una crisis de ansiedad después..

Para concluir:

En este artículo, se dió un resumen de cómo se trata la ansiedad, desde la terapia cognitivo conductual, es una revisión por encima, ya que cada caso requiere atención a detalle, más adelante se hablará a detalle de formas de manejar la ansiedad y más información de las técnicas usadas para tratar ansiedad, y muchas condiciones más.

Si quieres más información, o te interesa una intervención psicológica con este enfoque, te invito a hacer contacto conmigo aqui, también puedes ver los artículos sobre terapia individual que he publicado.

Si te interesan más artículos, te invito a suscribirte a mi página de Facebook para que te enteres de nuevas publicaciones, de consejos psicológicos para tu crecimiento, sobre terapia infantil y de parejas, y más.

Espero que te sirva la información, gracias por leer hasta aquí.

Referencias:

Publicado por Carlos Morales

Soy psicoterapeuta de enfoque clínico cognitivo conductual con 7 años de experiencia con niños, adultos y parejas. Escribo en esta página y en Facebook para explicar mejor sobre usos prácticos de la psicología, además de promocionar mis servicios por medio de la información, mi mayor interés es orientar de forma comprensible cómo sirve la psicología para derribar mitos y dar herramientas para mejorar la calidad de vida de las personas.

Un comentario en “¿Cómo es una terapia cognitivo conductual para la ansiedad?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: